Peregrina

octubre 9, 2008 § Deja un comentario

¿Qué tienen en común Javier Solís y Alma Reed?

Lamentablemente tan solo su año de muerte y no, como se hubiera querido, la interpretación de Solís de aquella canción inspirada por la periodista. Una pieza, pues, de las tantas que no queda sino solamente imaginarnos en voz de Solís. Una deuda que Javier ya no pudo saldar. Los versos de Luis Rosado Vega ciertamente han encontrado voces varias (e.g., Jorge Negrete) que, se sabe, han hecho de «Peregrina» una joya del cancionero latinoamericano; sin embargo, lo dicho, Javier bien pudo haberle dado acaso la mejor interpretación.

Es decir, que quizá ese año deba ser tomado, y con resignación, como la interpretación que solo Javier pudo hacer de la canción: además de ser esclavo, loco, amo y payaso, era también, como la amada de Carrillo Puerto, un peregrino…

Cuando dejes mis palmares y mi tierra,
peregrina del semblante encantador:
no te olvides, no te olvides de mi tierra
no te olvides, no te olvides de mi amor
.

Inolvidable Javier. ¡Qué va! Por aquí nos vemos y leemos.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con Luis Rosado en SOLISMANÍA.