Aclaración sobre el video de la montaña

julio 26, 2006 § Deja un comentario

El video se quedó, selectos lectores, toda vez que era una muestra más de lo que una canción de Javier Solís puede llegar a inspirar.

Luego, apunto, este sitio no es para machos o cualquier otro adjetivo de tal índole, es para personas tolerantes y pensantes, exacto, como ustedes, selectos lectores. Así, si somos buenos mexicanos, peruanos, venezolanos o lo que quieran, eso no dependerá de nuestra preferencia sexual. No veo relación alguna. El video, pues, empata imágenes de una buena película con el sonido de una buena canción. Ahora bien, cierto y respetable será que a algunos no les guste la combinación, pero eso será cuestión de gustos y nada más. O sea, que basta con un «no me gusta» y tan tan, todos felices.

No veo la maldición, la cochinada o el insulto. La buena música gusta por igual a hombres y mujeres y por tanto ambos estarán en su derecho de relacionar tal buena música con sus particulares gustos sexuales; si dos hombres se enamoran con canciones de Solís, qué más da, así como si lo hacen dos mujeres o un hombre con una mujer. Insisto, la manufactura de las imágenes es buena, y ni qué decir de la canción, que ciertamente es excelente. Eso es lo que ha de importar más: el cómo se hizo y logró tal combinación y cómo en verdad puede entonces tener cabida el tema de la canción y su interpretación con un tema de una película que versó sobre el amor y cariño entre dos personas (sí, dos homosexuales, ¡¿y?!, ¿eso los hace menos?, ¿no tienen derecho a escuchar la música que ellos juzguen apropiada para su propia historia sentimental?). Selectos lectores, no la hagamos de jamón o nos desgarremos las vestiduras, lo más sencillo es ejercer la tolerancia y respeto por las preferencias de terceros, sean estas sobre canciones, películas o sexo.

A final de cuentas, no se modificó la letra o interpretación de Solís, al contrario, se entendió de tal forma el tema musical que se lo tomó en cuenta para acompañar una historia más de las muchas que suceden en este mundo. Solís, pues, se hizo escuchar y ello es lo deseable: que Solís siga viviendo a través de sus canciones y de aquellos que lo escuchamos y armamos nuestras propias historias y vivencias. Es ahí donde está la grandeza de Solís, no lo acotemos y lo reduzcamos a un asunto de preferencia sexual. En pocas palabras, ¡viva quien sabe querer! ¡qué va!

Anuncios

Etiquetado:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Aclaración sobre el video de la montaña en SOLISMANÍA.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: